Nueva revolución industrial

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0

La nueva revolución industrial, transforma a nivel global el modo en que se producen productos.

El inicio de una nueva revolución industrial

Esta frase acuñada por diversos economistas y especialistas, obedece a la transformación que ha sufrido la forma en la que se producen los bienes.

Se despliega un abanico de posibilidades para el talento en diseño y la creatividad.

La Nueva revolución industrial implica la transformación global del modo en el que se fabrican los productos y de la potestad de esta actividad que en un futuro inmediato.

Estará en manos de cualquier persona que invierta en creatividad y en los recursos tecnológicos para lograrlo.

Los medios de manufactura ya no serán sólo propiedad de unos pocos, o de las grandes compañías, sino que estarán en manos de aquellos que tengan creatividad, talento, un ordenador y conexión a Internet.

Innovación en producción: la impresora 3D

Esta tecnología está revolucionando el método de producción en diferentes industrias.

La Innovación en producción destaca su uso en el diseño industrial y la arquitectura y en mayor medida en la industria de las prótesis médicas.

Son  herramientas eficaces por su nivel de personalización y la capacidad de adaptar el bien producido a cada paciente.

Tendencia Hazlo tú mismo, la Nueva revolución industrial
En la Nueva revolución industrial predomina el “hágalo usted mismo”

 

Las impresoras 3D permiten crear un objeto de las dimensiones deseadas y los materiales necesarios, a partir del diseño realizado en un software determinado en una computadora.

Por ello decimos que con tan sólo un click, cualquier persona podrá crear lo que se le ocurra, sin mayores complicaciones.

El tiempo de demora en la fabricación del objeto dependerá de su tamaño principalmente y la complejidad del diseño, pudiendo tardar varias horas o incluso días enteros.

El fin de la producción a escala masiva

El surgimiento de las nuevas tecnologías aplicadas a la manufactura de bienes físicos, potencian la producción de productos más perfectos y avanzados, pero en menor escala.

Existe un mayor nivel de personalización desde el diseño mismo del producto y luego en su fabricación.

El fin de las barreras para los emprendedores

Si pensamos en los negocios nacidos al calor del auge de Internet, veremos que las barreras de ingreso a este novedoso mundo son inexistentes, esto aumenta las posibilidades y proyecciones de quienes se interesan en este segmento.

El conocido movimiento maker se transforma en una alternativa accesible y la posibilidad de crear sin barreras, de acceder a los medios de producción sin impedimentos y de fabricar los propios objetos o productos sin mayores complicaciones, más que la adecuada inversión en la tecnología digital indicada.

Otra iniciativa que sirve para ejemplificar como las barreras se eliminan para quienes se dedican a emprender, es el Crowdsourcing.

Esta tendencia se presenta como la solución a un problema, el desarrollo de un producto o la respuesta a una pregunta o necesidad.

todas acciones que no son llevadas a cabo por un único profesional o una única empresa, sino por una comunidad entera de colaboradores que participan activamente en la resolución del desafío propuesto, de forma colaborativa.

Ejemplos notables del caso son plataformas como Wikipedia o programas de código abierto como el sistema operativo Linux. En cualquiera de los casos, se brinda la posibilidad, a cualquier usuario que posea los conocimientos indicados, de poder aplicar mejoras o personalizaciones a un texto, en el caso de Wikipedia, o de un programa, en el caso de Linux.

Una cuestión de creatividad

¿Y si todo se resume a ser creativos?

La imaginación, aseguran algunos, es el mayor capital de nuestro tiempo. Esto quiere decir que ya no basta con tener el capital económico necesario para comenzar a fabricar bienes, es de vital importancia partir de una buena idea.

Las redes sociales también han nacido de la misma manera, desde una idea que pretendía algo más que cambiar el destino del hombre, una idea que perseguía el objetivo de cambiar el mundo, y lo consiguió.

Si todo se resume a una cuestión de creatividad, lo que resta es contar con los conocimientos adecuados sobre los medios tecnológicos para crear aquello que ha salido desde la imaginación, desde el ingenio.

Historial de colaboración:  Melisa F. Facundo S, Bruno T. Bárbara dL
Actualizado en Febrero de 2017

Deja una Respuesta

Tienes que estar conectado para enviar un comentario.